Busca con Google

DALE OXIGENO A TU VIDA - SYNERGYO2 EN ACCION

Buscar en este blog

Cargando...

REFLEXIONES PARA TU VIDA - HUGO ALMANZA

viernes, 27 de febrero de 2009

UNA BALA POR DIOS

UNA BALA POR DIOS

Imagina que esto te pasa a ti:


Un domingo por la mañana en la Iglesia una cantidad de fieles de alrededor 2,000 personas estaba reunida y se sorprendieron de ver dos hombres entrar vestidos de la cabeza a los pies de negro y con armas.
Uno de los hombres dijo, "el que se atreva a recibir un tiro por Cristo quédese en el lugar que esta", inmediatamente el coro se fue, y los diáconos también se fueron, también se fue gran parte de la feligresía. De las 2,000 personas sólo quedaban 20.
El hombre que había hablado miro al ministro y le dijo "OK Reverendo", ya me deshice de los hipócritas. Ahora puede empezar su sermón, que tenga un buen día. Y los dos hombres se fueron.
Es gracioso como es tan simple para las personas tratar a Dios como cualquier cosa y después preguntarse por qué el mundo esta tan mal....
Es gracioso como podemos creer todo lo que dicen los periódicos, pero dudamos la veracidad de la Biblia ...
Es gracioso como todo el mundo quiere ir al cielo creyendo que no tiene que creer, pensar o hacer lo que dice la Biblia... ¿te da gracia o miedo? ...
Es gracioso como una persona puede decir "Yo creo en Dios" pero aún así seguir al enemigo, quien a propósito "cree" también en Dios...
Es gracioso como puedes enviar un montón de chistes por email y estos se corren súper rápido, pero cuando empiezas a enviar mensajes que hablen de Dios, piensas dos veces antes de compartirlo...
Es gracioso como lo vulgar y lo obsceno se pasa por el ciberespacio, pero la discusión publica de Jesús se limita solo a la escuela y al trabajo.
¿Es gracioso, verdad? ...
Es gracioso como una persona puede ir a la iglesia todos los Sábados, pero ser un cristiano invisible el resto de la semana.
¿Te estas riendo?
Va a ser gracioso cuando le des eliminar a este mensaje y no se lo mandes a tantas personas en tu lista porque no estés seguro de lo que ellos creen o de lo que pensaran de ti por mandárselo... es gracioso como puedes estar más preocupado por lo que otras personas piensan y no por lo que Dios piensa!!!

¿Estás pensando??
¿Compartirás esto con personas que quieres??
A mi no me da vergüenza mandarte cosas de Dios.
Recomienda esta Página.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

UNA HISTORIA VERIDICA

UNA HISTORIA VERIDICA

Su nombre era Fleming, y era un granjero escocés pobre.
Un día, mientras intentaba ganarse la vida para su familia, oyó un lamento pidiendo ayuda que provenía de un pantano cercano.
Dejó caer sus herramientas y corrió al pantano. Allí, encontró hasta la cintura en el estiércol húmedo y negro a un muchacho aterrado, gritando y esforzándose por liberarse. El granjero Fleming salvó al muchacho de lo que podría ser una lenta y espantosa muerte.
Al día siguiente, llegó un carruaje elegante a la granja. Un noble, elegantemente vestido, salió y se presentó como el padre del muchacho al que el granjero Fleming había ayudado.
"Yo quiero recompensarlo", dijo el noble. "Usted salvó la vida de mi hijo".
"No, yo no puedo aceptar un pago por lo que hice", el granjero escocés contestó.
En ese momento, el hijo del granjero vino a la puerta de la cabaña. "¿Es su hijo?" el noble preguntó.
"Sí", el granjero contestó orgullosamente.
"Le propongo hacer un trato. Permítame proporcionarle a su hijo el mismo nivel de educación que mi hijo disfrutará. Si el muchacho se parece a su padre, no dudo que crecerá hasta convertirse en el hombre del que nosotros dos estaremos orgullosos".
Y el granjero aceptó.
El hijo del granjero Fleming asistió a las mejores escuelas y, al tiempo, se graduó en la Escuela Médica del St. Mary's Hospital en Londres, y siguió hasta darse a conocer en el mundo como el renombrado Dr. Alexander Fleming, el descubridor de la Penicilina.
Años después, el hijo del mismo noble que fue salvado del pantano estaba enfermo de pulmonía. ¿Qué salvo su vida esta vez? ..... La penicilina.
El nombre del noble? Sir Randolph Churchill. El nombre de su hijo?
Sir Winston Churchill.
Alguien dijo una vez:
Lo que va, regresa.
Trabaja como si no necesitaras el dinero.
Ama como si nunca hubieses sido herido.
Baila como si nadie estuviera mirando.
Canta como si nadie escuchara.
Vive como si fuera el Cielo en la Tierra.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

VALORES EN LA OFICINA

LOS VALORES HUMANOS EN LA VIDA COTIDIANA

Debe llegar una época en la historia de la especie humana en que un número tan grande de personas habrá despertado a los valores y soluciones espirituales más elevadas, que las antiguas actitudes y actividades se habrán vuelto para siempre imposibles a gran escala.
Ciertamente el objetivo del nuevo orden mundial es que cada nación, grande o pequeña (en las cuales las minorías tengan derechos iguales y proporcionales) deberá proseguir su propio desarrollo cultural y trabajar en su salvación. Cada una de ellas y todas juntas deberán comprender que son parte orgánica de un todo constituido y contribuir de forma desinteresada a este todo. Esta comprensión ya está presente en el corazón de innumerables personas del mundo; esto acarrea una gran responsabilidad. Si esto se desarrolla inteligentemente y se maneja sabiamente, llevará a relaciones humanas correctas, a la estabilidad económica, basada en el espíritu de reparto y a una nueva orientación de individuo a individuo, de nación a nación y de todos hacia la potencia suprema a la que damos el nombre de Dios.
Practicadas en términos nacionales, estas realizaciones eliminan el conflicto y la competición en los diversos aspectos de la sociedad. Si cada grupo lucha para él mismo y su propio interés, no puede haber "armonía social", tranquilidad, seguridad y unidad, ni libertad o bienestar.
El valor humano fundamental necesario hoy en día para una vida mejor en la sociedad en la que vivimos, es la utilización simple y práctica de la energía de buena voluntad. La Buena Voluntad es una actitud mental inclusiva y cooperativa, es "amor en acción", fusiona el corazón y la mente en una condición de sabiduría y de inteligencia creadora, estimula la justicia y la integridad de aquellos que tienen influencia y autoridad. Es realmente la piedra angular de la sociedad humana que responde a los valores de la nueva era.
Sostengamos por medio del pensamiento y la acción a aquellos que actúan con buena voluntad en nombre del "bien general para todos los pueblos".

VALORES EN LA OFICINA
Crear un ambiente de armonía, colaboración y de gran calidad humana, es el objetivo a alcanzar en todo centro de trabajo.

La práctica de los valores necesariamente mejora las relaciones laborales, forja amistades, incrementa el espíritu de servicio y alienta un ambiente de lealtad y solidaridad en la oficina y centro de trabajo.
No hace falta profundizar demasiado sobre las consecuencias de la falta de valores en una oficina, basta mencionar la falta de cooperación, los comentarios negativos y murmuraciones, el fastidio que provoca asistir un día más a trabajar, el nulo interés por hacer bien las cosas o el poco respeto que se vive entre todos.
Existen muchos lugares dónde las normas y políticas impulsan al personal a comportarse adecuadamente, pero en muchos otros no es así, en cualquier caso, crear un ambiente con calidad humana depende de la intención y las actitudes individuales.
Para vivir los valores en la oficina y por ende ser más productivos y crecer individualmente, podemos considerar como importante llevar a la práctica los siguientes valores:

• DOCILIDAD
Es necesario reconocer que existen personas con más experiencia o práctica en el trabajo, lo cual nos enriquece y contribuye a mejorar nuestro desempeño. Aprende a escuchar consejos y seguir indicaciones. Déjate ayudar. Cuando no estés de acuerdo en algo actúa con inteligencia, reflexiona sobre el punto y después expresa tus comentarios en el momento y a la persona adecuada. Esto te ayudará a ser más sencillo y participativo logrando un verdadero trabajo en equipo.

• ORDEN
Planea tu día anotando tus citas y los pendientes a resolver; ordena tu escritorio, documentos, archivero y equipo de trabajo, un lugar desordenado siempre provoca pereza. Si hace falta, haz un horario de actividades y síguelo al pie de la letra; no te preocupes si al principio no lo vives bien y sientes que el tiempo no te alcanza, es la falta de hábito.

• LABORIOSIDAD
El punto clave para ser más eficientes es comenzar a trabajar inmediatamente, sin perder el tiempo pensando cual es la tarea más fácil o agradable de realizar; tu sabes cuales son las más importantes y necesarias aunque no te gusten. Procura tener al alcance todo lo necesario para iniciar cada labor, evitando interrupciones que te obligan a permanecer poco tiempo en tu lugar. Ayuda mucho no perder el tiempo en el café o platicar sobre asuntos que no conciernen a la actividad laboral.

• RESPONSABILIDAD
Este valor se vive mejor cuando somos puntuales en el horario de oficina y la asistencia oportuna a las citas y eventos propios de nuestra actividad; entregar nuestro trabajo a tiempo, corregido y perfectamente presentado.

• RESPETO
El respeto se entiende mejor cuando procuramos tratar a los demás de la manera en que deseamos ser atendidos, saludar a los demás, emplear un vocabulario adecuado, pedir las cosas amablemente, dejar el sanitario en perfectas condiciones después de usarlo y evitar inmiscuirse en la vida privada de los demás, es la forma más sencilla de vivir este valor en la oficina.
Es de suma importancia evitar un ambiente dónde se murmura y crítica a espaldas de los interesados, respecto a su trabajo o la vida personal, costumbres y modo de vestir. Si no se puede decir algo positivo, lo mejor es callar. ¿Puedes imaginar lo que dicen de tu persona?

• DECENCIA
Se debe evitar a toda costa la coquetería con los compañeros del sexo opuesto, sobre todo si existe un vinculo matrimonial. Las buenas relaciones nunca deben dar lugar a comentarios que hagan dudar de tu prestigio personal. Cuidar la forma de vestir y las posturas provocativas. La atención y el trato que debemos a los demás, jamás deben confundirse con caricias o familiarismos que no corresponden al lugar ni a la relación profesional que impera.

• SERVICIO
La convivencia se hace más agradable cuando existe la ayuda mutua: adelantarse a servir el café, colaborar en el trabajo de los demás, ofrecerse a buscar unos documentos, ceder un lugar a la hora de la reunión o limpiar un desperfecto en las áreas comunes, son pequeñas acciones que todos agradecemos.
Lo más difícil es pasar de la teoría a la práctica, del entusiasmo al esfuerzo continuo, pero sobre todo, reconocer que en todo lugar y en medio de nuestras actividades cotidianas, existe la oportunidad de vivir los valores de manera natural.
En verdad existen oficinas donde se respira armonía y tranquilidad, pero siempre se cuenta con el empeño individual por hacer del trabajo un lugar agradable. Las buenas costumbres y atenciones a todos nos agradan y basta que una persona viva los valores para comenzar a contagiar a los demás y dar ejemplo, esa es la clave de la buena convivencia y de las relaciones perdurables.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

jueves, 26 de febrero de 2009

.: LA RESPONSABILIDAD POR LAS PROPIAS ACCIONES

VALORES ESPIRITUALES COMPARTIDOS

He incluido aquí algunos pasajes de escrituras sagradas de algunas de las principales religiones del mundo.
Se trata de citas que demuestran que en realidad sólo existe una religión, si se va más allá de los rituales superficiales y se llega a los tesoros espirituales que hay debajo. En este apéndice dedicado a la unidad de todas las grandes religiones me he servido de un libro maravilloso, Oneness: Great Principies Shared by All Religions (Unidad: los grandes principios compartidos por todas las religiones), de Jeffrey Moses.

.: LA RESPONSABILIDAD POR LAS PROPIAS ACCIONES

BUDISMO
Es norma de la naturaleza que lo que se siembra es lo que se cosecha.

CRISTIANISMO
Lo que siembre un hombre es también lo que cosechará. [...] Dios proveerá a cada hombre según sus necesidades.

HINDUISMO
No puedes recoger lo que no has sembrado; si se planta el árbol, crecerá.

JUDAÍSMO
El hombre generoso se enriquecerá, y el que riega también será regado.
El perdón

BUDISMO
El rencor nunca acaba con el odio. Sólo el amor termina con él. Ésta es una ley eterna.

CRISTIANISMO
Si perdonas a los demás los males que te han hecho, tu Padre celestial también te perdonará a ti; pero si no perdonas a los demás, los males que hayas hecho tú no te los perdonará el Padre.
[...]
-Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí y yo le perdonaré? ¿Siete veces? y Jesús le contestó: -No te digo siete veces, sino setenta veces siete.

HINDUISMO
Las personas nobles se dedican a fomentar el amor y la felicidad de los demás, incluso de los que les hacen daño.

ISLAMISMO
Perdona a tu sirviente setenta veces al día.

JUDAÍSMO
Lo más hermoso que puede hacer un hombre es perdonar lo malo que le han hecho.

Los mensajes de los Sabios
Brian Weiss
Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

.: LA PAZ Y EL AMOR

.: LA PAZ Y EL AMOR

BUDISMO
Cosechas lo que has sembrado. [...] Ésa es la ley. [...] En su corazón está el amor; en su final, la paz.
Conquista a tu enemigo a la fuerza y aumentarás su furia. Conquístale con amor y no cosecharás pesar. [.u]
Considero todo un bramán a aquel que dice la verdad, es instructivo y habla sin crudeza, y así no ofende a nadie.
Cuando la rectitud se practica para ganar la paz, el que camine así conseguirá la victoria y destruirá completamente todas las cadenas.
No hagas daño a nadie ni de palabra ni de obra, sé constante en las buenas acciones.

CRISTIANISMO
No te enfrentes al hombre que te hace daño. Si alguien te golpea en la mejilla derecha, ofrécele la izquierda.
Si un hombre quiere demandarte para quedarse tu camisa, dale también tu abrigo. Bienaventurados los conciliadores, porque serán llamados hijos de Dios. [...] La paz de Dios, que está más allá de toda comprensión, alimentará tu corazón y tu mente.
Amad a vuestros enemigos, bendecid a quienes os maldicen, haced el bien a los que os odian y orad por vuestros perseguidores; sólo así podréis ser hijos del Padre celestial, que hace que su Sol salga igual para buenos y para malos y manda la lluvia a los honestos y a los deshonestos. Si quieres sólo a quienes te quieren, ¿qué recompensa puedes esperar?
«Ama al Señor tu Dios con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente.» Ése es el mandamiento más importante. El primero. El segundo es éste: «Ama a tu prójimo como a ti mismo.» Todo lo relacionado con la ley y los profetas procede de estos dos mandamientos.
Un mandamiento os doy: que os améis los unos a los otros.

HINDUISMO
La mente es inquieta y cuesta dominarla, pero puede conseguirse con práctica y ausencia de deseo. Cuando la mente inconstante se va hacia un objeto, hay que someterla, hacerla volver y colocarla sobre el espíritu. La dicha suprema llegará al sabio cuya mente alcance esa paz.
Con la amabilidad se conquista la rabia; con la bondad, la malicia. Con la generosidad se vence toda maldad; con la verdad se derrotan las mentiras y los engaños.

ISLAMISMO
Recompensa el mal, conquístalo con el bien. [...] ¿Tengo que decirte qué actos son mejores que el ayuno, la caridad y la oración? Hacer la paz entre enemigos es uno de esos actos, ya que la enemistad y la malicia destruyen las recompensas celestiales desde la raíz.

JUDAÍSMO
Cuán hermosos son en la montaña los pies de aquel que trae buenas nuevas, que comunica la paz.
Pero yo os digo: los actos de amor valen tanto como todos los mandamientos de la ley. [...] No aprender sino hacer es lo más importante.
El amor es el principio y el final del Tora.
Ama a tu prójimo como a ti mismo.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

.: LA REGLA DE ORO

.: LA REGLA DE ORO

BUDISMO
No hagas daño a los demás con lo que te hace sufrir.
Lleno de amor por todas las cosas del mundo, practicante de la virtud para beneficiar a los demás, así es el hombre feliz.
No juzgues a tu prójimo.

CRISTIANISMO
No juzgues y no serás juzgado. [...] Trata siempre a los demás como te gustaría que te tratasen a ti: ésa es la ley y la palabra de los profetas. [...] El umbral que da a la vida es pequeño y el camino es estrecho.

HINDUISMO
Ésta es la suma de toda la rectitud: trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti.
No le hagas a tu prójimo algo que no te gustaría que él te hiciera a ti.
El hombre consigue una auténtica norma de conducta si vea su prójimo como si fuera él mismo.

ISLAMISMO
Hazles a todos los hombres lo que te gustaría que te hicieran a ti; y rechaza para los demás lo que rechazarías para ti.

JUDAÍSMO
Lo que a ti te hace daño no se lo hagas al prójimo. Ésa es la base del Tora y lo demás no son más que observaciones.
No juzgues a tu prójimo hasta que te encuentres en su lugar.

Los mensajes de los Sabios
Brian Weiss

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

.: LOS VALORES ESPIRITUALES

.: LOS VALORES ESPIRITUALES

BUDISMO
Como una hermosa flor llena de color pero sin aroma, así son las palabras bonitas pero inútiles de quien no actúa de acuerdo con lo que dice.
El verdadero tesoro es el que reúne un hombre o una mujer gracias a la caridad y a la piedad, a la abstinencia y al control de uno mismo. [...] Ese tesoro escondido está a salvo y no desaparece.

CRISTIANISMO
Por consiguiente, deberéis practicar siempre la bondad, del mismo modo que vuestro Padre celestial es todo bondad. [...] No acumuléis tesoros en la Tierra para vosotros, reunid un tesoro en el cielo: no podéis servir a Dios y al dinero, pues ¿en qué se beneficia un hombre si gana todo el mundo pero pierde su alma? [...] El hombre no debe vivir sólo de pan, sino también de todas las palabras de Dios.

¿Hay un hombre entre vosotros que, por deseado con todas sus fuerzas, pueda añadir un pie a su altura o un día a su vida? Dedicaos al reino de Dios y a su justicia antes que a cualquier otra cosa, y todo lo demás os llegará también.

Si quieres alcanzar la vida eterna, cumple los mandamientos. [...] No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honrarás a tu padre y a tu madre y amarás a tu prójimo como a ti mismo.
[...] Si quieres llegar hasta el final, vende tus posesiones y dáselo todo a los pobres, entonces tendrás riquezas en el cielo. [...] Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de los cielos. [...] Muchos de los primeros serán los últimos, y los últimos, los primeros.

HINDUISMO
Busca la verdad ayudando a los demás, buscando con afán, preguntando y practicando la humildad. [...] No hay nada en este mundo que purifique tanto como el saber espiritual. ¡Di la verdad! Cumple con tu deber. No te apartes de la verdad.
El que actúa con rectitud es sabio. [...] El hombre no vive sólo del pan material. [...] No hagas daño a los demás, no hieras ni por pensamiento ni por obra, no pronuncies palabra alguna para ofender a tus semejantes.
[...] El que renuncia a la ira llega hasta Dios.

ISLAMISMO
¿Sabéis quién es el que rechaza la fe? Es aquel que desatiende al huérfano y nunca defiende que hay que dar de comer al hambriento. [...] Así pues, pobre del que observa las oraciones del salat y hace caso omiso de su salat. Sólo se dedica a presumir y detesta la caridad. [...] Debéis practicar la caridad, porque Alá ama a los hombres generosos.
No debéis quitaros el dinero de forma deshonesta. [...] No confundáis la verdad con falsedades ni la ocultéis a sabiendas. [...] Alá es omnipresente, omnisciente.
El ser humano está totalmente perdido si no cree en una vida recta y no la practica, si no anima a los demás a defender la verdad y a ser firmes.
Un hombre le preguntó a Mahoma cómo puede saberse si alguien tiene fe verdadera, y la respuesta fue ésta: «Si obtienes placer del bien que haces y te hace sufrir el mal que cometes, eres un verdadero creyente.»
Busca el conocimiento desde que naces hasta que mueres.
Judaísmo No cometerás asesinatos. No cometerás adulterio. No robarás. No harás falso testimonio. [...] No serás codicioso.
¿Quién subirá a la montaña del Señor? ¿Quién llegará a su lugar sagrado ?
Aquel que tenga las manos limpias y el corazón puro, que no se haya dedicado a la falsedad y que no haya jurado en falso.
Di la verdad a tu prójimo, ejecuta el juicio de la verdad y la paz en tu puerta. [...] Bienaventurado aquel que piensa en los pobres, porque Dios se ocupará de él en tiempos difíciles.
No sólo de pan vive el hombre, sino de todas las palabras que surgen de labios del Señor.

Los mensajes de los Sabios
Brian Weiss

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

LA INMORTALIDAD

LA INMORTALIDAD

BUDISMO
El yo es el Señor de yo. [...] Cuando un hombre domina bien su yo, encuentra a un Señor muy difícil de encontrar, [...] al saber que su cuerpo es como la espuma, al saber que su naturaleza es la de un espejismo, el discípulo quedará incólume ante la muerte. [...] Aquel en el que haya surgido el ansia de lo inefable, cuya mente haya sido penetrada por el deseo, cuyas ideas no se distraigan con deseos inferiores, aquél subirá corriente arriba.

CRISTIANISMO
El que los muertos vuelven a vivir lo demuestra el propio Moisés en la historia del arbusto en llamas, cuando llama al Señor «el Dios de Abraham, Isaac y Jacob». Dios no es el Dios de los muertos, sino el de los vivos; para él todos estamos vivos.
Vosotros sois dioses. Llamamos dioses a aquellos a los que ha llegado la palabra de Dios. [...] Nadie que esté vivo y tenga fe morirá jamás.

HINDUISMO
El entendimiento que atraviesa el alma y se fija tanto en lo conocido como en lo desconocido es [...] sabiduría. [...] Siempre que se produce algo se debe a la unión del cuerpo y del alma. Los ilusos no ven el espíritu cuando sale del cuerpo o se queda en él.
En las profundidades interiores mora otra vida que no es como la de los sentidos, que está más allá de la vista, que no cambia. y perdura cuando todas las criaturas han fallecido.
El alma individual no es en esencia otra cosa que el alma universal. [...] Los seres humanos son todos como cabeza, brazos, tronco y piernas de un ser.

ISLAMISMO
La riqueza no procede de la abundancia de bienes terrenales, sino de una mente satisfecha. Todo el bien que hagas por los demás se adelantará a tu alma y te esta esperando con Dios, que lo ve todo.

JUDAÍSMO
El Señor es mi pastor, no me faltará nada. Me creó para que me tumbara en verdes prados, [...] me devolvió el alma. [...] Aunque ando por el valle de la sombra de la muerte, no temeré nada malo, porque tú estás conmigo. [...] Estoy convencido de que la bondad y la piedad me acompañarán todos los días de mi vida, y de que habitaré por siempre en la casa del Señor.

Los mensajes de los Sabios
Brian Weiss

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

.: EL DIOS UNIVERSAL

.: EL DIOS UNIVERSAL

BUDISMO
Si crees que la ley es ajena a ti, lo que adoptas no es la ley absoluta sino una enseñanza inferior.
El que no ama no conoce a Dios, pues Dios es el amor.

CRISTIANISMO
Dios es el amor, y quien vive en el amor vive en Dios, y Dios vive en él. [...] ¿Es que no sabes que eres el templo de Dios y que el espíritu de Dios habita en ti?

En realidad, el reino de Dios está en tu interior. Hay un Dios padre de todos, que está por encima de todas las cosas, y pasa por todas las cosas y está en todos vosotros.

HINDUISMO
Del mismo modo que un único Sol ilumina todo el mundo, hay un espíritu que ilumina todos los cuerpos. En aquellos a los que el conocimiento del verdadero yo ha disipado la ignorancia, se revela el Supremo, como si le iluminara el Sol.
Él es el único Dios, oculto en todos los seres, omnipresente, el Yo que hay en todos los seres, que cuida de todos los mundos, que habita en todos los seres, el testigo, el observador. [...] Dios se oculta en todos los corazones.

ISLAMISMO
El hombre ha sido hecho a imagen de la naturaleza de Dios. [...] Todas las criaturas son la familia de Dios, y el que Dios quiere más es aquel que hace más el bien a la familia del Señor.

JUDAÍSMO
Escucha, oh, Israel: el Señor nuestro Dios, el Señor es único. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Ama al Señor tu Dios. [...] Sírvele con todo tu corazón y con toda tu alma, y dará la lluvia de tu tierra en su estación, [...] dará hierba en tus campos para tu ganado y comerás y quedarás satisfecho. Y les enseñarás estas palabras a tus hijos, las dirás cuando estés en casa, cuando camines, cuando estés tumbado y cuando te levantes. [...] y así se multiplicarán tus días.

¿Acaso no tenemos todos un Padre? ¿No nos ha creado un único Dios? [...] Dios ha creado al hombre a su Imagen y semejanza.

Los mensajes de los Sabios
Brian Weiss


Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

miércoles, 25 de febrero de 2009

VALORES PARA PROFESORES

VALORES PARA PROFESORES

Los valores que ayudan a todo educador a superarse personal y profesionalmente, para convertir el aula en una verdadera escuela de valores.
Una de las actividades humanas con mayor trascendencia e impacto en la sociedad es, sin lugar a dudas, la labor docente. Por esto, es importante considerar que toda persona con las funciones de un profesor, tiene una responsabilidad que va más allá de transmitir únicamente conocimientos.
El maestro o instructor que ha logrado influir positivamente en las personas bajo su tutela -sin importar la edad de los alumnos o el área de desempeño-, seguramente debe el éxito de su trabajo, a la calidad humana que vive y hace vivir dentro y fuera del aula; desgraciadamente, el amplio bagaje cultural y de conocimientos muchas veces es insuficiente para realizar una labor educativa eficaz.
Objetivamente hablando, el profesor se encuentra en un escaparate donde su auditorio está atento al más mínimo detalle de su personalidad, por lo cual, tiene una inmejorable posición para lograr un cambio favorable en la vida de los demás.
Además de la elocuencia, el grado de especialización y el manejo de las herramientas didácticas, todo educador debe considerar como indispensable vivir los siguientes valores:
• LA SUPERACIÓN
Posiblemente una de las palabras que más se utilizan en un centro educativo, es precisamente el superarse, y cada vez que un profesor dedica parte de su tiempo para lograr este cometido, todo su esfuerzo se traduce en acciones concretas, por ejemplo, aprende e implementa nuevas técnicas de enseñanza o utiliza el propio ingenio para el mismo fin; comenta temas de actualidad relacionados con su materia; comparte experiencias personales; sugiere y ofrece puntos de vista respecto a las lecturas, películas, espectáculos; posee conocimientos de historia y cultura general; busca relacionarse con las nuevas tecnologías: internet, e-mail y el chat para orientar sobre sus riesgos y beneficios... podría decirse que en su clase siempre hay algo nuevo que comentar.
El aspecto humano es un factor que no debe descuidarse, al menos deben tenerse nociones básicas de la filosofía del hombre, ética, relaciones humanas, etapas físicas y psicológicas en el desarrollo de los seres humanos, caracterología, etc. como herramientas indispensables.
La superación comprende el esfuerzo personal por mejorar en hábitos y costumbres, en otras palabras: conocer y vivir los valores humanos.
• LA EMPATÍA
Aunque la vocación para enseñar supone un genuino interés por los demás, son acciones concretas las que permiten vivir mejor este valor:
Se demuestra empatía al prestar la misma atención a todos los alumnos, exista o no afinidad; dedicando un par de minutos a charlar individualmente con cada uno de los discípulos, para conocer mejor el motivo de su inquietud, desgano, indiferencia o bajo rendimiento; ofrecer la ayuda, medios o herramientas necesarias para mejorar su desempeño, calidad humana o integración al grupo.
Por otra parte, las muestras de empatía pueden ser tan simples como sonreír, felicitar por el esfuerzo continuo o un trabajo bien realizado; con palabras de aliento para quien tiene mayores dificultades; reforzando las actitudes positivas; poner al corriente a quien estuvo enfermo, implementando las estrategias y elementos necesarios para lograr un mejor aprendizaje.
Lo mismo sucede al corregir con serenidad y comprensión, y en la medida de lo posible, sin poner en evidencia delante de los demás; controlando la impaciencia, el enojo y hasta el mal humor provocado por circunstancias ajenas y personales.
La empatía exige un esfuerzo cotidiano por superar el propio estado de ánimo, la poca afinidad con determinadas personas, las preocupaciones, el cansancio y otros tantos inconvenientes que afectan a los seres humanos. Por tanto, este valor permite hacer un trabajo con mejor calidad profesional y humana al mismo tiempo.
• LA COHERENCIA
Todo profesor representa autoridad, disciplina, orden, dedicación y verdadero interés por las personas, y partiendo de esta base, el ser coherente supone trasladar a la vida personal las mismas actitudes que se exigen en el salón de clase.
Por ejemplo, es fácil pedir que los alumnos cumplan con sus trabajos a tiempo, completos, en orden y con pulcritud, pero esto exige revisar, corregir, hacer observaciones por escrito y entregar resultados con la misma puntualidad solicitada.
Lo mismo sucede con el vocabulario, las posturas, el arreglo personal, hábitos de higiene y la relación personal que se vive con los demás: amable, respetuosa, comprensiva... La actitud que toman los alumnos a la hora de clase, muchas veces es el reflejo de la personalidad del profesor; si se desea que maduren, sean responsables y educados, el ejemplo es fundamental.
De igual forma, ser coherentes comprende el cumplir con las normas establecidas por la institución: planeación, elaboración de material, seguimiento de un programa, cubrir objetivos según el calendario, participar en las actividades extraescolares, etc.
Recordemos que para exigir a los demás, es indispensable tener disciplina en la vida personal y profesional.
• LA SENCILLEZ
Posiblemente uno de los valores que mejor decora y ennoblece el trabajo de un educador es la sencillez, porque permite reconocer en su labor una oportunidad de servicio y no una posición de privilegio para tener autoridad o un estupendo escenario para hacer gala de conocimientos.
Las circunstancias ponen al profesor delante de personas que necesitan de su intervención, pero la soberbia y el egocentrismo dificultan la comunicación y el correcto aprovechamiento. Lo mejor es impartir la cátedra con la intención de aplicar toda la experiencia, conocimientos y recursos buscando un mejor aprendizaje.
Conviene aceptar que el conocimiento propio tiene un límite y se vive en constante actualización; es muy significativo y otorga mucho prestigio, reconocer que algún aspecto del tema se desconoce, pedir oportunidad para investigar y tratar el asunto en una sesión posterior. Es preferible esto, a ser sorprendido mintiendo.
En este mismo renglón, conviene encontrar en las críticas una oportunidad para mejorar personalmente, así como aceptar los errores personales, rectificar y pedir disculpas, si es el caso.
La sencillez también se manifiesta al compartir con otros profesores la experiencia docente, dando consejos y sugerencias que faciliten a los demás su labor. De la misma manera, la docilidad con que se sigan las indicaciones institucionales, la apertura a nuevos procedimientos o la colaboración en cualquiera de las actividades, son rasgos significativos de apertura y disponibilidad.
• LA LEALTAD
Desafortunadamente la falta de lealtad es una situación que se vive en todos los ámbitos sociales: murmuración, crítica, difamación y falta de honestidad.
Ser leal a una institución significa una completa adhesión a sus normativas, respeto por los directivos y trabajo en equipo con los colegas. Por supuesto que no siempre se estará de acuerdo con todo, pero habrá que distinguir la fuente de inconformidad para actuar acertadamente: si personalmente incomoda u objetivamente es un caso que requiere mayor estudio.
Lo primero y fundamental es manifestar las inquietudes con las personas adecuadas. Falta a la lealtad quien desahoga críticas e inconformidades a espaldas de los directivos con los compañeros, los amigos, padres de familia e incluso con los alumnos. Sea en forma individual o en conjunto con otras personas, estas actitudes son totalmente incorrectas.
Es obligación guardar toda confidencia respecto a las políticas y estrategias; movimientos del personal; decisiones directivas; situaciones personales de maestros y alumnos, a menos que afecten considerablemente la imagen y prestigio de la institución. No está de más recalcar que todo, absolutamente todo, debe consultarse con las personas indicadas para resolver cualquier género de circunstancias.
• LA ALEGRÍA
Tal vez una de las figuras más atractivas es la del profesor entusiasta, siempre con una sonrisa dibujada, optimista, emprendedor; quien difícilmente se enoja, pero a la vez es estricto y exigente; disponible al diálogo; bromista pero respetuoso; capaz de comprender y dar un buen consejo...
Esta personalidad no es extraña ni ajena, pero a nadie se le ocurre pensar si tiene problemas, carencias o dificultades personales, mucho menos, preguntarse cual es la fuente de su alegría y serenidad.
Para lograr vivir este valor hace falta esfuerzo y madurez, es decir, dejar los problemas personales para el momento y lugar oportuno, nunca para desquitarse en el aula; concentrar toda la atención en lo que se hace: preparación, elaboración, exposición y conducción de la clase; buscar como ayudar a los demás a solucionar los problemas propios del aprendizaje; planear actividades diferentes: recorrido cultural, película, asistir a un evento, etc., o dedicar unos momentos a charlar con los colegas.
Si observamos con cuidado, la alegría proviene de una actitud de servicio, otorgando el tiempo necesario y los propios conocimientos para el beneficio ajeno. La satisfacción de cumplir con el deber siempre tendrá sus frutos, muchas veces sin aplausos, pero si con las muestras de aprecio, el agradecimiento de un solo alumno o simplemente con los excelentes resultados obtenidos.
No pensemos que es profesor sólo aquel que imparte clases a niños o jóvenes, también quienes participan en los centros de capacitación de las empresas y las instituciones con cursos especializados, por mencionar algunos.
La sociedad actual puede recibir un gran beneficio a través de profesores especializados en cualquier área del conocimiento, la técnica o la cultura, pero también hace falta ser un verdadero apoyo familiar, líder y ejemplo de integridad, honestidad, profesionalismo y de valores humanos.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

VAS HA SER MADRE

VAS HA SER MADRE

"Vas a ser madre". Hermosas palabras cual melodiosa canción para unas, triste noticia fuera de tiempo para otras, el anuncio inesperado con el que no contaban algunas, y la sentencia más cruel recibida en aquellas que nunca pensaron que, en la vida, todo tiene un precio.
Sea cual sea la reacción: alegría, tristeza, temor, malestar, sentimiento de culpa, ira, deseos de reír, cantar o llorar, etc., lo cierto es que estás frente a una realidad, una hermosa realidad, aunque en ese momento algunas no lo puedan entender.
"Herencia del Señor son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre" Salmo 127:3.
Por lo tanto, son valiosos, más que todo el oro del mundo; no son algo... son alguien ... regalo preciado puesto en tus manos para que lo valores como tal. La maternidad en sí no es una maldición; es una bendición y un hermoso privilegio.
"La bendición del Señor es la que enriquece y no añade tristeza con ella" Prov.10:22
"Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos" (Gén.1:28)
Ser madre es parte del plan divino para la multiplicación de la raza humana. Pero, como todo lo que Dios ha establecido, en esto también hay un orden que se debe tomar en cuenta para que la bendición permanezca siéndolo, dando en su tiempo, los buenos frutos propios de su naturaleza. Dios bendice al que le honra, mas, al que no le toma en cuenta al tomar sus decisiones, tendrá que enfrentar sus propias consecuencias.
"Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Tiempo de nacer, y tiempo de morir; ... tiempo de llorar y tiempo de reir ..." Todo lo hizo hermoso en Su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin." Eclesiastés 3:1-2, 4, 11.

Lo primero que Dios hizo con el hombre y la mujer fue unirlos y bendecirlos para que se multiplicaran. "Y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne" (Mateo 19:5) Dios no dijo, únete a una mujer, engendra a tus hijos y vuelva cada cual a su casa; Él dijo: Dejará padre y madre y se unirá a SU mujer ... Significando que la voluntad perfecta de Dios es que los hijos sean engendrados en el seno del matrimonio, en la estabilidad del hogar y siendo miembros de una familia completamente funcional. No es esa la condición de muchos hoy en día, por lo que la irresponsabilidad que se manifiesta para procrear, es lo que también sigue al nacimiento de muchas criaturas, desgraciadamente.
¡Cuántas jovencitas, casi niñas, hoy en día, se enfrentan a un embarazo fuera de tiempo, por permitir que su carne, y no su razón, les dirigiera, sin pensar que los resultados de tal acción traerían marcas y lastres, lágrimas y sufrimientos, no solamente a ellas, sino a sus familiares y a esa criatura que no pidió que le trajeran al mundo en esas condiciones!
Ante el panorama que enfrentan, unas optan por el crimen del aborto, otras deciden darlo en adopción, algunas se los dejan a sus padres para seguir en sus andadas de vida frívola y sin sentimientos, y las demás permanecen con ellos exponiéndolos a su falta de madurez, sabiduría y amor. ¡El instinto maternal propio y natural en toda mujer ... brilla por su ausencia! Y todo por no esperar el tiempo apropiado para hacer las cosas como Dios manda. ¡Jovencita, guárdate!
No importando las condiciones bajo las cuales llega un hijo al mundo, es deber y obligación de toda madre enfrentarse a la responsabilidad que le ha venido, creando conciencia de que esa criatura depende de ella para que pueda crecer física, emocional y espiritualmente saludable. Si no fuiste responsable para procrearlo debes de serlo para criarlo. No es responsabilidad de tus padres, sino tuya. Serás tú la que tendrás que dar cuenta a Dios, de la parte que te corresponde, por lo que hagas de cada uno de tus hijos.
Ser madre no es cualquier cosa, no es algo que debemos de considerar livianamente; es el mayor reto con el cual se enfrenta la mujer desde el momento mismo en que realiza que lleva una criatura en su vientre; es algo muy especial y así debemos de verlo, realizarlo, estimarlo y vivirlo. Llevar a cabo tan importante rol en la vida dignifica y enaltece. Un hijo no es una carga sino una responsabilidad, si entiendes el privilegio que eso supone y las bendiciones que se reciben desde el momento mismo en que te conviertes en mamá. ¡Maternidad ... Hermosa responsabilidad!
Es interesante pensar, que la mujer, al convertirse en madre, se multiplica y se divide a la vez; antes eras una, ahora son dos; antes pensabas solo en tí y vivías para tí; ahora debes de pensar en tí y en tus hijos, vivir para tí y para tus hijos. Si el bienestar de tus hijos te demanda negarte a tí misma, deberás de hacerlo, no por obligación, sino por amor. Es el amor manifestado en su más amplio significado lo que realmente distingue a una buena madre; no es egocéntrica, sino, desprendida y dadivosa.
Dependiendo de la calidad de vida que tú lleves a cabo será la formación que des a tus hijos. Si te estimas a tí misma y vives conforme a eso, verás los buenos frutos en tus hijos. Si haces de Cristo el centro de tu vida, el amor y la unidad prevalecerán en tu hogar, viendo a tus hijos crecer en estatura, en gracia y en sabiduría. Si, no importando cual haya sido tu pasado, te dispones a ser la madre responsable que Dios quiere que seas, serás grandemente bendecida y así cada uno de tus hijos.
"Sabiduría ante todo; adquiere sabiduría; y sobre todas tus posesiones adquiere inteligencia" Prov.4:7

La mujer sabia edifica su casa; mas la necia con sus manos la derriba. La sabiduría comienza en el temor de Dios, por lo que te exhorto a que rindas tu vida al Señor y comiences a disfrutar de la verdadera libertad que Él te ofrece. Será la mayor y más valiosa herencia que podrás legar a tus hijos. "Si el Señor no edifica la casa en vano trabajan los que la edifican" Salmo 127:1.

Permite que el amor de Dios inunde todo tu ser a través de Jesucristo, para que puedas honrar con dignidad y altura el papel de madre que Él te ha encomendado, criando a tus hijos, no a tu manera sino a la suya ... la que realmente funciona.
M ujer
A morosa
D adivosa
R esponsable
E special

"Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, y no carecerá de ganancias.
Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas.

Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme al Señor, esa será alabada" Proverbios 31:1-2, 28-30

Si aún no has hecho a Jesucristo el centro de tu vida, Hoy es el día ... Tus hijos te lo agradecerán y Dios te bendecirá.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

martes, 24 de febrero de 2009

VENGO A PEDIRTE UNA LIMOSNA

VENGO A PEDIRTE UNA LIMOSNA

A ti que puedes dármela. En nombre de miles de jóvenes que no han sido tan afortunados como tú, en nombre de cientos de muchachos y niños entre los 12 y 20 años que intentaron suicidarse y en nombre de los cientos de chicos y chicas que no sólo lo intentaron sino que se quitaron la vida. Dame una limosna de esperanza para los cientos de jóvenes entre los 12 y 25 años que un día me han dicho llorando de desesperación: "No encuentro sentido a mi vida".
Un niño de 14 años me dijo un día: "Me quiero morir". Una limosnita de caridad para los miles de gentes que no creen en Dios, que no creen en nada, que viven sin ilusión, gente sin esperanza que camina por ahí sin rumbo.
Una limosnita por amor de Dios. No te pido que me des todo lo que tienes, dame un poquito de lo que te sobra, las migajas de tu fe, de tu esperanza, de tu ideal.
Te pido una limosna en memoria de los que han muerto en pecado mortal y se han condenado para siempre. No te la pido para ellos, ya que les llegaría demasiado tarde, te pido una limosna de oración para los que están en la fila.
Una limosna para los que, hartos de todo, se arrancaron la vida violentamente, porque nadie les tendió la mano a tiempo.
Sé que estás muy ocupado, sé que tienes muchas cosas que hacer. Tan sólo dame un minuto de tu tiempo, una sonrisa, una palabra de aliento. Tú que pareces feliz, dime, ¿crees que puedo ser feliz en este mundo?
Tú que te sientes tan sereno, ¿cómo le haces? Tu que hablas de un Dios que te alegra la vida, ¿podrá alegrar también la mía? Tu que pareces tener un por qué vivir, ¿no quieres dármelo a mí? Date prisa porque ya me estoy hartando de seguir viviendo, de seguir pudriéndome en esta vida sin sentido. Y posiblemente, si tardas, ya me habré ido al otro lado.
Una limosna pequeña. Mira esta mano extendida, es mi mano, pero esta mano representa muchas manos; por ejemplo, la de aquel que dijo: "Y sigo pensando en mi Cristo Místico compuesto por cada uno de mis hermanos. Y escucho su voz que clama: Tengo hambre y no me das de comer, hambre de Dios; tengo sed y no me das de beber, sed de vida eterna; estoy desnudo y no me vistes, no me defiendes de mis enemigos. Y me convenzo de que esta hambre de Dios puede convertirse en desesperación, está sed puede convertirse en rabioso frenesí, esta desnudez puede llegar a ser muerte".
Y si das esa limosna, en nombre de Dios y en nombre de todos esos infelices, ¡gracias!, ¡muchas gracias!

El mundo, tu mundo, está lleno de desgraciados: hambrientos, tristes, desesperados. Una limosna, por amor de Dios, para un desgraciado.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
internet@informaticos.com

VIDA BUENA

VIDA BUENA

Hay momentos en la vida en los que EXTRAÑAS tanto... A algunas personas, que quisieras sacarlas de tus sueños y envolverlas en un abrazo.

Sueña lo que desees soñar; ve a donde desees ir; se lo que desees ser, porque solamente tienes una VIDA y una Oportunidad para hacer las cosas que deseas hacer.

Ten la suficiente felicidad que te haga dulce, Los suficientes tropiezos que te hagan fuerte, la suficiente tristeza que te haga HUMANO Y la suficiente esperanza que te haga feliz.

Siempre ponte en los zapatos de otras personas.

Si sientes que te duele, probablemente le dolerá a esa también.

La mayoría de la gente feliz no necesariamente tiene lo mejor de cada cosa; ellos solamente toman lo mejor de las cosas que aparecen a lo largo de su camino.

La felicidad existe para aquellos que lloran, aquellos que les duele, aquellos que han buscado, aquellos que han tropezado; porque solamente ellos pueden apreciar la importancia de las personas que han tocado su corazón.

La vida comienza con una sonrisa, crece con un beso y termina con una lagrima.

El futuro brillante estará basado siempre en un pasado olvidado; no puedes continuar con tu vida hasta que dejes escapar tus fracasos del pasado y los dolores del corazón.

Cuando tu naciste, estabas llorando y todos alrededor tuyo estaban sonriendo.

Vive tu vida de manera que cuando mueras seas tu quien este sonriendo y los demás llorando.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

VIERNES SANTO

VIERNES SANTO

En el "Viernes Santo", quiero dedicar un recuerdo al Crucificado del Calvario; aunque sólo sea porque aquel hombre es el mejor amigo de los hombres.
Creo que es un deber recordar con cariño a quien aceptó morir un día por todos nosotros.

Viernes Santo es asistir a los últimos momentos de un condenado a muerte. Este condenado es el Hijo de Dios. El suplicio: Una cruz. Se ha buscado la cruz para Dios, ya que la horca, la hoguera, la espada..., eran poco para Él.

¿Qué delito se le achaca? Todos los delitos de todos los hombres juntos. Va a la muerte en nuestro lugar.
La cruz sería sólo el golpe de gracia, porque antes lo pisotearon y lo machacaron como se machaca a un animal asqueroso. Podemos verlo en el cuarto donde otros hombres antes que Él habían sido flagelados.
El Procurador, Poncio Pilatos, había dado la consigna de que lo dejaran de tal manera que diera lástima, para que se conformaran con esto y no pidieran la cruz.
Todos aquellos verdugos sabían muy bien su oficio. Podemos imaginar cómo dejaron a Cristo en cinco minutos: como un guiñapo; hilos de sangre, desgarrones por toda la espalda, los brazos, el cuello y la cara.
Muchos morían ahí mismo. Al soltarlos caían en un charco de sangre..., muertos. Él no murió ahí. Aparte de que era resistente al sufrimiento, no debía morir ahí, porque le quedaban aún las manos y los pies para la cruz; porque el amor se escribe con sangre y Él amaba a los hombres.
Ya nos lo había dicho: "Nadie tiene más amor que el que da la vida por sus amigos".
Viernes Santo es también, una Madre con su Hijo en los brazos: "Después de muerto lo bajaron de la cruz apresuradamente, y lo colocaron sobre las rodillas de su Madre..." Muchos artistas, por ejemplo, Miguel Ángel en su "Pietá" de Roma, lo ha representado así, el crucificado en los brazos de María.
También cuando fue un niño lo llevó en brazos; pero ¡qué diferencia!. Entonces era un niño pequeño, no pesaba mucho, estaba vivo, hoy es un hombre, pesa mucho y está muerto.
Ahora sin que se lo impidan las lanzas de los soldados, puede verlo, mirarlo desde la cabeza hasta los pies, no hay parte que no esté lastimada, destruida.
Las espinas dejaron agujeros en la cabeza y los clavos destruyeron las manos y los pies, los flagelos destruyeron su espalda; eso es lo que queda de su Hijo.

Esta imagen del Hijo muerto en los brazos de la Madre hubiera ganado el premio del arte y de la compasión. Un poeta se animó a describírnoslo:
Con su frente de Dios dolorida,
con sus ojos de Dios entreabiertos,
con sus labios de Dios amargados,
con su boca de Dios sin aliento;
muerto por los hombres,
por amarlos, muerto.
Todo lo que esto representa para ti, es un asunto muy personal. Aquí no se pide ni limosna de amor ni compasión para ese Cristo, Tú sabrás lo que haces con Él. Lo que sí es cierto, es que cuentas con el Cristo del Calvario, con su perdón y su amor, para toda la vida.
Quisiera terminar con aquel soneto que me gusta mucho por lo sincero, por lo bien hecho y, sobre todo, por lo bien sentido y que pudiera ser para muchos de nosotros una respuesta, una oración:
"No me mueve mi Dios para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido,
para dejar por eso de ofenderte.
Tu me mueves Señor, muéveme el verte
clavado en una Cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muéveme tus afrentas y tu muerte,
muéveme en fin, tu amor y en tal manera
que aunque no hubiera cielo yo te amara,
y aunque no hubiera infierno te temiera.
No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera".
Si ves a un hombre crucificado, coronado de espinas, flagelado y muerto, detente; estás delante de quien más te ha amado.
Nadie jamás te amará como Él.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

viernes, 20 de febrero de 2009

VOY A CONTARLES ALGO PARA QUE TENGAN UNA NOCIÓN...

VOY A CONTARLES ALGO PARA QUE TENGAN UNA NOCIÓN...

La primera vez que fui a Europa, uno de los colegas suecos me recogía del hotel todas las mañanas. Era septiembre, hacía frío y una leve nevisca. Llegamos temprano a la Volvo y él estacionó el coche lejos de la puerta de entrada (son 2000 empleados con coche). El primer día no le dije nada, el segundo tampoco, ni el tercero... Más adelante, con un poco más de confianza, le pregunté:
"¿Este es tu lugar para estacionarte? He notado que como llegamos temprano el estacionamiento está vacío y dejas el coche en el extremo...

"y me contestó así de simple: "es que llegamos temprano, entonces nosotros tenemos tiempo para caminar. Para quiénes llegan después es mejor que estén más cerca de la puerta. ¿No piensas lo mismo?" ¡Imaginen la vergüenza que me dio! - Esto me hizo revisar mis conceptos.

En Europa por estos tiempos tiene lugar un gran movimiento llamado "Slow Food".
La asociación internacional del alimento lento, cuyo símbolo es un caracol, tiene su base en Italia. El movimiento "Slow Food" pregona que la gente debe comer y beber los alimentos saboreando, "bronceando" su preparación, compartirlos con la familia, los amigos, sin rapidez y con calidad.
La idea está en oposición a los alimentos de preparación rápida y que representan un estilo de vida. La sorpresa, sin embargo, es que este movimiento del alimento lento es una parte de la base del movimiento llamado "Slow Europe" como precisó Business Week en su última edición europea.
La base de todo consiste en la cuestión de la "rapidez" y la "locura" generada por la globalización, para mí lo asocio a la "cantidad que tiene" en contraposición a la calidad de la vida o a la "calidad del".
Según Business Week, los trabajadores franceses, incluso trabajando menos horas (35 horas por semana), son más productivos que sus colegas americanos o ingleses.
Los alemanes, que en muchas compañías habían instituido una semana de 28.8 horas de funcionamiento, han modificado su productividad para no crecer nada menos del 20%. Esta llamada "actitud lenta" está llamando la atención incluso de los americanos, apologistas del "Fast" y del "Do it now".
Sin embargo, esta "actitud sin prisa" no significa hacer poco, ni poca productividad. Significa hacer las cosas y trabajar con más "calidad" y "productividad" con una perfección más grande, con atención a los detalles y con menos "tensión". Significa volver a tomar los valores de la familia, de los amigos, del tiempo libre, del ocio y de las comunidades pequeñas. Del "local", presente y concreto, en contraposición al "global" indefinido y anónimo. Significa volver a tomar los valores humanos esenciales, los placeres pequeños de lo cotidiano, de la simplicidad de vivir y convivir y la religión y la fe. Significa un ambiente de trabajo menos coercitivo, más alegre, "leve" y, por lo tanto, más productivo, donde los seres humanos felices hacen, con placer, lo que saben hacer mejor. Esta semana, quisiera que usted pensara un poco en esto.
¿Será que los viejos dichos "Caminando despacio se puede llegar lejos" o "la rapidez sigue siendo el enemigo de la perfección" no merecen otra vez nuestra atención en estas épocas de locura salvaje? - ¿Será que nuestras compañías tendrían que pensar también en programas serios de "calidad sin prisa" incluso para aumentar la productividad y calidad de nuestros productos y servicios sin la pérdida necesaria de la "calidad del ser"?

La película "perfume de mujer", tiene una escena exquisita, en la cual un personaje ciego (interpretado por Al Pacino) saca a bailar a una mujer joven y ella contesta: "no puedo, porque mi novio va a llegar en unos minutos."
Él responde "pero en un momento se vive una vida", conduciéndola en un paso de tango.
Esta escena pequeña es el momento más bonito de la película. Alguna gente vive en función del tiempo, pero parece que solamente lo alcanza cuando muere infartada, o algo similar... Para otros, el tiempo tarda en pasar; están ansiosos con el futuro y se olvidan de vivir el presente, que es lo único que existe. El tiempo lo tienen todos por igual. Nadie tiene más ni menos que 24 horas por día. La diferencia es lo que cada uno hace con su tiempo.
Necesitamos saber aprovechar cada momento, porque, como John Lennon dijo... "la vida es lo que sucede mientras hacemos planes para el futuro".
Felicitaciones por leer hasta el final... Muchos no irán a leer este mensaje hasta el fin porque no pueden "perder" su tiempo en este mundo globalizado. Piensa y reflexiona:
¿Hasta qué punto vale la pena negarse ciertos gustos como estar con su familia - estar con la persona amada - ir a la iglesia los domingos en la mañana - ir a pescar en el fin de semana - hacer fondo los sábados - tomarse un fresco, helado, con los amigos, etc, etc...

Después podría ser demasiado tarde...
Dios los bendiga

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

VUELTA A LAS CLASES

VUELTA A LAS CLASES

En este tiempo es común ver las puertas de las escuelas y universidades abiertas, para acoger otra vez a miles de niños y jóvenes que vuelven a clases... ¡Se acabaron las vacaciones!
Con la mochila cargada de libros al hombro y con su uniforme que estuvo en el armario, se dirigen otra vez al colegio.
También vuelven los maestros, los directores y todo el personal docente, vuelve mucha gente a las aulas.

Pero, hay formas de volver:
Unos arrastrando los pies, porque llega el tiempo de trabajar, porque les cuesta estudiar, porque tuvieron algún percance.
Otros, regresan con la ilusión pintada en el rostro, maestros que aman apasionadamente su tarea y vuelven con júbilo a enseñar, y alumnos que tienen la sana intención de aprender.

Es importante preguntarse: ¿Cómo vuelvo a la escuela y a la universidad?
Si soy maestro, no debía pasar por ese umbral del plantel sin estar lleno de entusiasmo por enseñar a mis alumnos; si no los quiero entrañablemente, si no siento el sagrado deber de dar lo mejor de mi. Felices los alumnos que tienen maestros así.

En cambio, si enseñas porque te pagan, sólo por un sueldo. pobre maestro y pobres alumnos. ¿Dónde está tu vocación de maestro?
Y si eres estudiante, ¿con qué cara y con que alma vuelves a las clases? En tu mochila, ¿guardas bien una buena ración de entusiasmo, de ilusión, de nuevos retos y metas grandes?

¿O vuelves enojado, fastidiado, decidido a las mismas cosas de siempre: a la copiadera, al relajo, a la mediocridad, a las ausencias de clase...? Para eso, podrías dejar tu lugar a otro que quisiera ocuparlo con más dignidad.
¿Quieres a tu escuela, a tu universidad, a tus maestros? ¿Tienes lo que se dice "amor a la camiseta"? ¿Eres el Robín de los colegios porque vas de uno a otro, porque ninguno te acepta por mala conducta? ¿Eres de los que luchan por las mejores calificaciones, le tiras al diez? ¿Te has sacado alguna vez un diploma, medalla o premio? ¿Eres del montón, de ese grupo inmenso, incontable de alumnos flojos, perezosos, reprobados?

Estudiar vale la pena y hay que estudiar bien. Enseñar vale la pena y hay que enseñar bien.
Mucha gente vuelve a las clases, yo también vuelvo a la universidad de la vida y del trabajo. Y me pregunto: ¿Con qué ánimos, con que ganas vuelvo?
Por eso, se me ha ocurrido preguntar por si te sirve: ¿Cómo vuelves tú, maestro o alumno, a las aulas?

Te deseo un buen año, como me lo he deseado a mí mismo.
Feliz el alumno o el maestro que puede decir: amo a mi colegio o universidad, me fascina enseñar, me encanta estudiar. Yo le tiro al diez, no me resigno a ser uno más del montón.

Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos. (Lucas 6:31)
Que Dios te bendiga.
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

jueves, 19 de febrero de 2009

¿ERES UNA ZANAHORIA, HUEVO O CAFÉ?

¿ERES UNA ZANAHORIA, HUEVO O CAFÉ?

Una hija se quejaba con su padre acerca de su vida y cómo las cosas le resultaban tan difíciles.
No sabía cómo hacer para seguir adelante y creía que se daría por vencida. Estaba cansada de luchar. Parecía que cuando solucionaba un problema, aparecía otro.

Su padre, un chef de cocina, la llevó a su lugar de trabajo. Allí llenó tres ollas con agua y las colocó sobre fuego fuerte. Pronto el agua de las tres ollas estaba hirviendo. En una colocó zanahorias, en otra colocó huevos y en la última colocó granos de café. Las dejó hervir sin decir palabra.
La hija esperó impacientemente, preguntándose qué estaría haciendo su padre. A los veinte minutos el padre apagó el fuego. Sacó las zanahorias y las colocó en un tazón. Sacó los huevos y los colocó en otro plato.
Finalmente, coló el café y lo puso en un tercer recipiente. Mirando a su hija le dijo: "Querida, ¿qué ves?"
-"Zanahorias, huevos y café" fue su respuesta. La hizo acercarse y le pidió que tocara las zanahorias. Ella lo hizo y notó que estaban blandas. Luego le pidió que tomara un huevo y lo rompiera. Luego de sacarle la cáscara, observó el huevo duro. Luego le pidió que probara el café. Ella sonrió mientras disfrutaba de su rico aroma. Humildemente la hija preguntó: "¿Qué significa esto, padre?"
El le explicó que los tres elementos habían enfrentado la misma adversidad: agua hirviendo, pero habían reaccionado en forma diferente. La zanahoria llegó al agua fuerte, dura; pero después de pasar por el agua hirviendo se había vuelto débil, fácil de deshacer. El huevo había llegado al agua frágil, su cáscara fina protegía su interior líquido; pero después de estar en agua hirviendo, su interior se había endurecido. Los granos de café sin embargo eran únicos; después de estar en agua hirviendo, habían cambiado al agua.
"¿Cual eres tú?", le preguntó a su hija. "Cuando la adversidad llama a tu puerta, ¿Cómo respondes? ¿Eres una zanahoria que parece fuerte pero que cuando la adversidad y el dolor te tocan, te vuelves débil y pierdes tu fortaleza? ¿Eres un huevo, que comienza con un corazón maleable? Poseías un espíritu fluido, pero después de una muerte, una separación, o un despido te has vuelto duro y rígido? Por fuera te ves igual, pero ¿eres amargado y áspero, con un espíritu y un corazón endurecido?
¿O eres como un grano de café? El café cambia al agua hirviente, el elemento que le causa dolor. Cuando el agua llega al punto de ebullición el café alcanza su mejor sabor. Si eres como el grano de café, cuando las cosas se ponen peor tú reaccionas mejor y haces que las cosas a tu alrededor mejoren.
Y tú, ¿cual de los tres eres?

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
Recopilado por:
internet@informaticos.com

ZAQUEO, EL MALO

ZAQUEO, EL MALO

Un día Nuestro Señor acompañado de una gran muchedumbre, atravesaba la ciudad de Jericó. Había allí un hombre llamado Zaqueo - jefe de publicanos y rico -, que hacía por ver a Jesús, pero por ser pequeño, no podía. Corriendo adelante subió a un sicomoro para verlo, pues había de pasar por allí.
Cuando llegó a aquel sitio, Jesús levantó los ojos y le dijo: "Zaqueo, baja pronto, porque hoy me hospedaré en tu casa".
Él bajó a toda prisa y lo recibió con alegría. Viéndolo, todos murmuraban porque Cristo había entrado a casa de un pecador.
Zaqueo en pie, dice al Señor: "Doy la mitad de mis bienes a los pobres, y si a alguien he defraudado en algo, le devuelvo cuatro veces". Dijole Jesús: "Hoy ha llegado la salvación a esta casa, por cuanto este es también hijo de Abraham; pues el Hijo del Hombre ha venido a salvar y a buscar lo que estaba perdido".
Todos le miran mal, murmuran, le insultan: es el malo, el ladrón. Cristo, al contrario: no maldice, no escupe; conoce mejor que nadie la maldad, nadie se lo tiene que decir; pero también conoce las vetas sanas.
¡Cuántas veces la gente mala da lecciones de bondad impresionantes a los que se consideran buenos! Cristo acertó con ese pequeño hombre al mirarlo de otra forma.
El amor y la misericordia hicieron el milagro y harán el milagro contigo y conmigo. Conoce que hay en ti fallos incluso grandes, perezas, egoísmos, sentimentalismo, etc.; pero conoce las partes sanas, y con ellas se queda. Por eso insiste, espera lo mejor, sabe que se puede, que tú puedes.
Si Cristo te sigue buscando es muy buena señal. Lo contrario significaría que ya no le importas. Por eso, déjate invitar, déjate querer por el Maestro.
"Zaqueo baja pronto". Vemos que Cristo toma la iniciativa: el más interesado de tu felicidad es Él. ¿No has sentido los pasos de Cristo en los patios, los jardines de tu casa? Cristo te ha hablado en tantos lugares y te ha trasmitido mensajes personalísimos. Él hablándote durante toda la vida.
El hombre bajó a toda prisa y lo recibió con alegría. El malo de Zaqueo aquí se portó a la altura, se sacó un diez: a toda prisa, no pensó más, no dejo que la falsa prudencia le aconsejara mal: Es que no tienes preparada la comida; me agarró en curva; otro día mejor; mira, no lo había previsto. A toda prisa...
¡Bien por ese hombre, y bien por todos los Zaqueos y Zaqueas que lo invitan con alegría!. Yo me pregunto si puedo recibir en casa, con cara triste, con amargura, con indiferencia, a este gran Huésped..... Y, no es el "mañana le abriremos, respondía, para lo mismo responder, mañana", sino ahora le abrimos.
Todos murmuraban. ¡Cuidado con erigirse jueces de los demás! Es la pantomima del fariseo del templo: "Te doy gracias, Señor, porque no soy como los demás"... Cuando veas a alguien faltando, robando, siendo infiel, no juzgues.
Recuerda lo que decía San Agustín: "No soy adúltero porque faltó la ocasión"... Yo podría ser él o ella si no fuera por la misericordia de Dios.
Se atreven ahora a criticar a Cristo aquellas gentes. Antes mordían a Zaqueo, lo despedazaban con la lengua de víbora, ahora muerden al mismo Cristo. Quien se atreve a murmurar de sus hermanos, un día murmurará de su Padre.
La salida de Zaqueo a la tribuna libre: "Doy la mitad de mis bienes a los pobres y si a alguno he robado, le devolveré cuatro veces más..."
No era un santo ni de comunión diaria, no iba al templo pero un gesto de simpatía de Cristo le robó el corazón: "Mira, Zaqueo, todos te odian, todos te critican, yo te quiero, por eso deseo comer hoy en tu casa". ¿Me aceptas? Dejémonos impresionar y robar el corazón por ese mismo Cristo que ha tenido y tiene tantos detalles con nosotros.
Yo me quedo con Zaqueo, el malo, como Cristo lo hizo con él y con Dimas, a quien hoy llamamos el buen ladrón, con María Magdalena la mala, y hoy es santa María Magdalena.
"Hoy ha llegado la salvación a esta casa", le dijo a aquel hombre, "este es también hijo de Abraham". También ha llegado la salvación a tu casa, pues el Hijo del Hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido.
Si en tu ayer encuentras algo de Zaqueo o de María Magdalena, no te preocupes, vuelve a empezar.
El Señor que dió a Zaqueo la oportunidad de cambiar, nos da a nosotros, a ti y a mi, otra oportunidad.
Cualquier día es bueno para frenar en seco el mal comportamiento y comenzar una nueva vida.
Zaqueo cambió radicalmente un día cualquiera en que Cristo se cruzó en su camino.

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. (Lucas 11: 9-10)
Que Dios te bendiga
Recopilado por:
alimentoparalamente@gmail.com

RELOJ MUNDIAL

Visitantes