Busca con Google

DALE OXIGENO A TU VIDA - SYNERGYO2 EN ACCION

lunes, 19 de mayo de 2008

¿DE QUE SIRVE DISCUTIR?

¿DE QUE SIRVE DISCUTIR?

¿Cuántas veces hemos discutido sin arribar a conclusiones satisfactorias? ¿Cuántos momentos desagradables hemos pasado a consecuencia de las discusiones?.
Valioso tiempo perdido y en ocasiones heridas abiertas por discusiones irreflexivas, las discusiones propiamente dichas no son malas, pero nosotros, los que discutimos al fijar posiciones irrenunciables y algunas veces irracionales las hacemos estériles o dañinas.
Es común en nosotros creernos poseedores de la verdad, suponernos infalibles, considerarnos sabios, así partiendo de esa falsa premisa defendemos ciegamente nuestro parecer rechazando obcecadamente los criterios ajenos sin admitir que podemos estar equivocados y que los otros pueden estar en lo cierto.
Esa tiranía en la transmisión de los pensamientos la podemos apreciar a cada instante, observemos por ejemplo, al papá frente al hijo, lo que él dice es cierto aunque este equivocado; lo mismo sucede reiteradamente en aquel que jefatura un grupo de personas o una comunidad.
Siempre creemos que los demás deben aceptar lo que pensamos pero nosotros no estamos dispuestos a aceptar lo que piensan los demás.
No somos capaces de admitir el razonamiento mutuo, estimados amigos mientras menospreciemos las ideas de los otros y consideremos que nuestras ideas son las únicas valederas las discusiones de nada servirán.
Alguien en cierta oportunidad decía: “que cuando dos personas discuten siempre hay una tercera que tiene la razón”. Esto debe hacernos reflexionar. Si hay discrepancias razonemos en los puntos de vista de quienes discrepan con nosotros, quizás tengan razón o tal vez ellas o nosotros, quizás tengan razón o tal vez ellos y nosotros estamos errados.
No fijemos posiciones ciegas negando a los demás el derecho de poseer la verdad; pero querido amigo si agotada todas las posibilidades de error sabes que estas en lo cierto, que tienes razón en lo que afirmas, entonces defiende tu posición sin discutir. Si alguien no acepta lo que dices, por clara que sea la verdad que expongas, nada conseguirás discutiendo, además la verdad no se discute, simplemente se expresa. Quien en posesión de la verdad discute para imponerla, la maltrata; el que posee la verdad simplemente la exhibe, si los demás no la aceptan ese es problema de ellos; eclipsará la verdad quien pretenda imponerla subyugando la mente ajena; la verdad, ni se discute ni se impone, solo se enuncia en la hora oportuna y se silencia cuando es menester.
No discutas jamás estimado amigo, porque a causa de las discusiones muchas heridas se han abierto y mucho tiempo se ha perdido.
Obremos sabiamente, huye de las discusiones porque alteran la paz y recuerda que: “vivir en paz con los demás es sublime anhelo del ser humano, en esa elevada aspiración resulta inadmisible la discusión”.
Nos discutas con el sabio, pues es torpeza hacerlo, escúchalo, tampoco discutas con el ignorante, también, es torpeza hacerlo, mejor compréndelo, con unas y otras vive en paz, la vida será mas dulce.

TE DESEO ÉXITO

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Marcos 12:31)
Que Dios te bendiga.
Escríbenos a:
reflexionahoy@gmail.com
Visite:
www.alimentoparalamente.blogspot.com
www.jesusnoshabla.blogspot.com

No hay comentarios: